El vino francés que bebes hoy es nieto de una vid cultivada hace siglos

El vino francés que bebes hoy es nieto de una vid cultivada hace siglos
Jardines del Sur

Autora: Eva Rodríguez Nieto

 

Colegio Salzillo

En los últimos años, el desarrollo de las técnicas de secuenciación de nueva generación y su aplicación al estudio de las trazas de ADN antiguo –que pueden aislarse de restos arqueológicos– están contribuyendo a cambiar nuestra visión de la historia.  

En el caso de la vid europea (Vitis vinifera), la uva exhibe una gran diversidad, con miles de variedades descritas en registros históricos y contemporáneos, y a menudo se cultiva a través de la clonación. Gracias a los relatos, sabemos que algunas de estas variedades se remontan a la Edad Media y que se domesticó por primera vez hace 6.000 años. Sin embargo, las relaciones genéticas entre viñas antiguas y modernas han sido muy difíciles de vincular.

Un equipo de científicos, con la participación de José Miguel Martínez Zapater, del Instituto de Ciencias de la Vid y del Vino (en Logroño), ha analizado los genomas de 28 de estas semillas para rastrear su linaje. Los restos se han recogido en nueve yacimientos arqueológicos del sur de Francia, que datan de la Edad del Hierro, la era romana y la época medieval.

“Analizamos el genotipo de esos ADN en distintos lugares del genoma y lo comparamos con el de muestras de referencia actuales, tanto cultivadas como silvestres. De esta forma encontramos que las muestras arqueológicas estaban estrechamente relacionadas con cultivos en Europa occidental que se utilizan para la elaboración de vino hoy en día”, dice a SINC Martínez Zapater, coautor del estudio que publica la revista Nature Plants, en el que se describe la ascendencia genética de las vides francesas.

 Savagnin blanc se ha cultivado en Francia durante casi 900 años

En el caso de savagnin blanc, una uva que data de entre los años 1050 y 1200, el trabajo demuestra que es genéticamente idéntica a la actual, lo que indica que esta variedad se ha cultivado en Francia durante casi 900 años. Esta variedad está extendida por toda Europa, en Alemania y norte de Italia se denomina traminer y en España se conoce con el nombre de albarín blanco.

“Identificamos tanto semillas con firmas genéticas idénticas a las presentes en diferentes yacimientos romanos, como semillas que comparten relaciones de padre y descendencia con variedades cultivadas hoy”, añade Zapater.

La historia de la uva europea

La vid ha sido durante mucho tiempo importante tanto para la producción de vino, como una fuente de alimento. Los registros históricos indican que los griegos introdujeron los viñedos en Francia en el siglo VI a. C., pero la producción de vino no se extendió por la mayor parte del sur de Francia hasta el siglo I a. C. y con la llegada de la ocupación romana.

Las órdenes monásticas probablemente tuvieron algo que ver en su distribución por Europa

Las variedades de vid suelen reproducirse vegetativamente mediante esquejes o injertos desde su selección. Es la forma de mantener las características de la variedad. “Por ejemplo, de la variedad moscatel se habla en tratados de agricultura de hace mil años. Lo que no es posible es saber si lo que llamaban moscatel en los textos correspondía al que conocemos en la actualidad”, explica el científico.

Con el análisis de ADN se confirma esta posibilidad cuando hay restos que se puedan analizar. Según explica Zapater, las órdenes monásticas probablemente tuvieron algo que ver en su distribución por Europa. “En España cultivamos variedades blancas muy importantes como verdejo, godello  maturana blanca (en Rioja) que descienden de esta variedad. Son hijas suyas”, añade.

Ahora, el equipo de investigación está intentando un estudio similar en España. “Hemos extraído ADN de semillas arqueológicas y estamos en el proceso de análisis. Hay muchos yacimientos arqueológicos en los que aparecen semillas y cada vez más. Se trata de recoger y catalogar y analizar los restos biológicos hasta dónde se pueda llegar. Las vides en la península ibérica tienen diversos orígenes y es muy interesante estudiar el origen de las diferentes variedades e integrarlo en la historia de las poblaciones”, concluye Zapater.

Visto en: Agencia Sinc

Sobre el autor

Consulta Artículo

Cuando encuentres esta imagen, consulta autor y fuente en la propia noticia. Publicamos bajo una licencia Creative Commons, más info sobre nosotros en la sección: ¿qué es esto? del menú principal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies