Leche pasteurizada o cruda hervida: ¿cuál es más sabrosa y nutritiva?

Leche pasteurizada o cruda hervida: ¿cuál es más sabrosa y nutritiva?

Autor: Jordi Sabaté

Por muy impoluta que esté, la leche es un compuesto vivo y rico en nutrientes donde pueden prosperar numerosos microorganismos, algunos de ellos, como los de los géneros Listeria, Salmonella, Escherichia coli, Campylobacter, etc., sumamente propensos a causar desde afecciones intestinales moderadas o graves, a incluso algunos tipos de meningitis. A este respecto, hay que ser conscientes de que cuando se determina que la leche cruda debe ser tratada antes de tres días no se hace por capricho sino porque las poblaciones bacterianas pueden crecer a gran velocidad.

Los tratamientos térmicos aplicados a la leche cruda recogida en las granjas de los ganaderos, pueden ser de tres tipos: hervido casero, que es el que se recomienda para aquellos que compren leche cruda directamente al proveedor; pasteurización, que es lo que tradicionalmente se conoce como leche fresca, y tratamiento esterilizante UHT, que es le más frecuente en la leche industrial de grandes superficies porque permite una dilatada conservación.

1. Hervido casero

Como se ha dicho, debe realizarse antes de tres días e implica calentar la leche hasta los 100ºC durante algunos minutos, dos o tres. Se considera que durante el proceso desaparecerán la totalidad de microorganismos patógenos que puedan habitar en la leche, ya que sus proteínas son termosensibles.

El problema es que algunas proteínas de la leche también lo son y por lo tanto se desnaturalizarán. Como resultado darán lugar a la nata superficial, que es la lactalbúmina, una proteína que interviene tanto en la fijación del calcio como en la asociación y retención de los ácidos grasos, así como del retinol o vitamina A, de la que la leche es fuente importante.

Otro problema que tiene el hervir la leche es que las vitaminas termosensibles que alberga se pierden hasta en un 80% en función del tiempo de ebullición, por lo que en este aspecto la leche pierde valor nutricional cuantitativo. También se pierden los folatos y otros compuestos antioxidantes.  Entre las vitaminas que se pierden están la A -que ya perdía estabilidad debido a la desnaturalización de la lactoalbúmina-, la E o las B1, B2 o B3.

Finalmente, la alta temperatura contribuye a una mayor caramelización de la lactosa debido a reacciones oxidativas de Maillard, que dejan al líquido final con un tono ligeramente pardo y pueden dar un regusto levemente amargo a los paladares más exigentes.

2. Pasteuización

La pasteurización es un método diseñado para que la leche pierda carga bacteriana sin renunciar a sus propiedades nutricionales ni gustativas. Implica un tratamiento con calor homogéneo del líquido, pero que no supera los 90º y tampoco baja de los 70ºC. La duración del tratamiento es de unos 15 segundos y se consigue con él eliminar peligro de contaminaciones peligrosas, así como una conservación que se puede alargar hasta 21 días, siempre que la leche se conserve en la nevera.

La pasteurizaciónrespeta las proteínas que protegen en glomérulos la grasa de la leche y solo elimina el 20% de las vitaminas, además de no incidir en la caramelización de la lactosa, por lo que el producto conserva su sabor natural. Eso sí: la leche hervida tiene un periodo de conservación más largo.

3. UHT

La esterilización o tratamiento UHT consiste en aplicar d eforma homogénea a la leche un tratamiento de 150ºC durante 5 segundos. Con ello se consigue eliminar cualquier microorganismo de la leche pero respetando las proteínas y por tanto la materia grasa. La pérdida de vitaminas, es mayor que en la pasteurización y similar al hervido, aunque luego se le suelen reponer artificialmente. Además, aumenta la caramelización de la lactosa. La leche puede durar meses siempre que tenga un tratamiento higiénico y no se rompa la cadena de frío.

Así que es plausible y verosímil decir que la leche pasteurizada es más sabrosa -siempre es cuestión de gustos-  y nutritiva que la leche cruda hervida. Otra cosa es la leche cruda y sin hervir, que sería la natural y no perdería ninguna propiedad, pero que entraña un nivel de riesgos que a todas luces convierten su ingesta en una insensatez.

Visto en: eldiario.es

 

Quizá pueda interesarte:

Sobre el autor

Consulta Artículo

Cuando encuentres esta imagen, consulta autor y fuente en la propia noticia. Publicamos bajo una licencia Creative Commons, más info sobre nosotros en la sección: ¿qué es esto? del menú principal.

¿Sabías que…

...de todas las urbanizaciones de Molina somos la que más habitantes tiene?

VÍDEOS RECIENTES

Cargando…

te recomendamos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies