Cosas de casa: Huerto urbano

Cosas de casa: Huerto urbano
Mascota Jardín

¡Hola hola! Regreso con un nuevo post y con las pilas cargadas después de haber pasado unos días descansando en la playita con la familia. La verdad que las que tenemos la suerte (o mala suerte, según se mire) de trabajar en o desde casa, salir de la rutina diaria y escaparse unos días te hace poner el contador a cero y sentirte dispuesta a comerte el mundo de un sólo bocado si hace falta. Y de eso precisamente os voy a hablar, ¿de comeros el mundo?, pues no, pero sí de crear tu propio “mundo vegetal” en tu hogar: tu huerto urbano, aprovechando que residimos en urbanizaciones con viviendas con terrazas o jardín; y es que es una de las cosas más alucinantes que he descubierto este año. En realidad se lo debo a mi amiga María, que ya lo tenían en su casa, y yo me apliqué la frase de Ritchie Blackmore “La única forma en la que puedes ser bueno, a no ser que seas un genio, es copiando. Simplemente roba”. Y no, no les robé su huerto urbano, pero sí su idea. Enseguida me puse manos a la obra en buscar cómo hacerlo casero (el de ellos estaba hecho con palets y era una pasada y precioso) yo misma en mi casita. Después de haberme tragado no sé cuántos vídeos, posts de blogs sobre el tema y hasta investigado en lo más profundo de la red…me di por vencida y descubrí que mi torpeza sumado al hecho de tener que ir buscando palets que, además no entrarían en mi minicoche, saldría mucho más caro que comprar uno hecho. Así que este año he plantado, regado, recolectado y consumido: zanahorias, cebollas tiernas, tomates cherrys y cogollos de lechuga. Todo natural, sin productos químicos, de la tierra a tu mesa de la forma más rápida y sana posible. ¡Ya estoy nerviosa por ver qué voy a plantar este año! En mi caso, adquirí un modelo similar al que os indico en cuanto a precio, dimensiones y aspecto.

Existen huertos urbanos de diversos tipos, alturas, profundidad, materiales, etc. Yo prefiero los de madera por la estética que tienen, aunque le deberás de realizar algún tratamiento cada cierto tiempo puesto que estando a la intemperie se estropeará antes. Los de resina o los metálicos pueden ser muy resistentes aunque estéticamente no me convencen tanto y, hasta donde he visto, su precio es muy superior. Tan sólo comprar tierra, abonos específicos, regar…dedicación y cariño para que crezcan tus propias hortalizas.

Hace poquito he descubierto este otro, más chiquitito e ideal para tener dentro de casa. He de reconocer que el rollo vintage me pierde, y este, que tiene unas dimensiones más reducidas y un acabado precioso, es perfecto para cultivas tus propias hierbas aromáticas. Hierbabuena, cebollino, tomillo, orégano…y poder cocina (o preparar gin tonics) con hierbas aromáticas frescas.

Aunque bueno, si eres valiente y lanzad@ (y no tan torpe como yo), puede que optes por recoger unos palets y ¡hacerte un Do It Yourself en toda regla!. Hay multitud de blogs y páginas web que hablan acerca del tema, así como vídeos en las redes. Te dejo con uno de los que más interesantes me han resultado.

¿Ya practicas el huerto urbano? ¿Me recomiendas algo que te funcione a ti? Puedes escribir tus comentarios aquí abajo…¡hasta el próximo post! ¡y gracias por leerme!  😉

Sobre el autor

Carlota White

Periodista y madre, aunque ahora desempeño labores de Community Manager. Me encanta mi familia, mi casa y poder trabajar desde ella. Me chifla cocinar y probar sabores nuevos. En mis post te iré mostrando cositas que a mi me han hecho la vida más fácil.

Comentar

¿Sabías que…

...Altorreal empezó a urbanizarse ni más ni menos que en 1982?

VÍDEOS RECIENTES

Cargando…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que tengas una mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies